Relaciones y Salud

¿Jesús estableció reglas de salúd para sus seguidores?  ¿Qué son algunos de los estandares que enseño en cuanto a las relaciones entre hombres y mujeres?  Si queremos tener relaciones rectas con Dios, en cuerpo y espíritu, tenemos que buscar profundamente para entender el significado espiritual de lo que Jesús enseñó y no atascarnos en reglas religiosas que se enfocan en muestras superficiales de 'pureza' basadas en criteria externa, pero que tienen poco que ver con una revolución genuina en nuestro espíritu.  Necesitamos un enfoque correcto en cuanto al sexo y la salúd que esté en harmonía con el mensaje de Jesús y el Nuevo Testamento.

Existe una extraña paradoja con respecto a lo que se necesita para encontrar una relación profunda. En realidad, implica abandonar la relación superficial y trabajar en una relación con Dios en su lugar. Tenemos que no confundir un apego emocional, con una relación profunda.



Opiniones, experiencias, costumbres y creencias sobre el sexo difieren tanto que casi nada se puede decir dogmáticamente sobre el tema. Sin embargo, esta es un área donde abundan los dogmas... desde los dogmas religiosos restrictivos hasta los permisivos dogmas liberales. Compartimos algunas observaciones que pueden ayudar a reducir la brecha entre estos dos enfoques extremos a los asuntos sexuales



El problema con los problemas es que no comienzan por verse de esa manera. Conlleva mucha honestidad y humildad el reconocer problemas grandes antes de que se conviertan en problemas grandes.



El concepto occidental del noviazgo ha durado tanto tiempo ahora que la mayoría de las personas no se dan cuenta de que es una innovación bastante reciente en la historia de la humanidad. Pero, ¿refleja un verdadero comportamiento cristiano?



"Ninguna persona afeminada... heredará el reino de Dios."  ¿Qué significa ser una persona afeminada?  ¡Vale la pena entender bien el significado si queremos heredar el reino de Dios!



El siguiente artículo contiene algunas consideraciones serias sobre la composición del 'ejército' de 144.000 vírgenes que se menciona en el séptimo capítulo del Apocalipsis, cómo se relaciona esto a la enseñanza de Jesús de renunicar a nuestras familias para seguirle.



Esta es solo una observación bastante simple, de la cual no creemos que contradiga la enseñanza bíblica de que no podemos servir a dos señores. Lo que observamos puede dar una idea de cómo podemos ser engañados gradualmente para servir al señor equivocado, así como ayudarnos a ver las dinámicas envueltas en la decisión de servir al señor correcto.