Persecución y Enemigos

En todo nuestro alrededor, las máscaras de hipocresía se están cayendo. Nos regocijamos por el fin de la hipocresía. Pero también nos desesperamos ante la abrumadora oposición que esto ha creado contra la virtud genuina, la fe genuina, el amor genuino.