No es tan difìcil leer las mentes como la mayorìa de la gente piensa. La lectura de la mente es tan sòlo un aspecto del don espiritual que la biblia llama "discernimiento".

El don del "discernimiento" (1 Corintios 12:10) raramente viene en forma tan misteriosa como las visiones o las vibras; en cambio, proviene de aprender a escuchar sensiblemente, honestamente y desapasionadamente a lo que realmente està siendo dicho. Necesitamos practicar este discernimiento en nuestras interacciones tanto con los miembros de nuestra comunidad como con aquellos que no son miembros, y con los que expresan un interès en formar parte de nuestra comunidad.

Hay muchas tècnicas para discernir la motivaciòn o "espìritu" detràs de las acciones de una persona. Se podrìa decir que todo discernimiento apunta a leer la mente de una persona; pero este artìculo trata especìficamente con aquel aspecto del discernimiento que se enfoca en una comprensiòn màs literal de la palabra "leer".

Algunas personas encuentran difìcil de entender cuando no somos impresionados por las letras (o comentarios) de personas que claman ser compañeros cristianos, que dicen lindas cosas y usan un montòn de palabras y frases religiosas. A veces una respuesta puede ser, y puede necesitar ser, bastante abrupta; y eso resulta porque hemos aprendido a discernir la "conclusiòn" de lo que se ha estado diciendo detràs de toda la trivialidad, clichès, adulaciones y verborragia.

Jesùs dijo "(...) de la abundancia del corazón habla la boca." (Mateo 12:24) En otras palabras, si quieres conocer los secretos del corazòn de una persona (es decir, leer su mente), entonces escucha atentamente lo que està diciendo, y lee cuidadosamente lo que està escribiendo. Asì podemos ver que leer las mentes puede ser tan fàcil como leer lo que una persona escribe y escuchar cuidadosamente las palabras que habla.

La gente ama "decir lo que piensa". Asì que cuando alguien dice "¡He tenido suficiente. Me voy!" es bastante seguro que su mente està diciendo "¡He tenido suficiente. Me voy!". Suena fàcil, ¿no? Pero es sorprendente cuànta gente falla en prestar atenciòn a lo que otros realmente estàn diciendo. Estàn demasiado ocupados tratando de "leer entre lìneas" o de obtener evidencia para alguna teorìa que tengan, como para escuchar lo que clara y obviamente se está diciendo.

Si alguien dice "Quiero obedecer a Jesùs y vivir por fe, pero no quiero vender mis posesiones o vivir en comunidad", la porciòn importante es la segunda mitad de la oraciòn, no la primera. "Pero" es con frecuencia una palabra clave para localizar dònde comienza el mensaje real!

Veamos otro ejemplo.

Estamos pidièndole a las personas en todas partes que renuncien a todo y vivan por fe en obediencia a Jesùs. Claro. Simple. Sin vueltas.

Algunas personas ni siquiera creen en Jesùs y lo dicen. Eso, tambièn, es bastante directo.

Pero la mayorìa de los que profesan ser cristianos no pueden elegir cualquiera de los dos lados. Asì que, dan vueltas. Adulan. Dan excusas. Cambian de tema. Buscan refugio en jergas religiosas y clichès (Como por ejemplo: "Dios conoce mi corazòn", "No es el dinero, sino el amor al dinero lo que es malvado", "Soy nacido de nuevo y lleno del Espìritu", "Estoy cubierto por la sangre del Cordero", "No puedes hacer obras para ganarte el cielo", "No quiero hablar sobre doctrinas", "¡Alabado sea el Señor!", "¡Aleluya!", "¡Què Dios te bendiga!"...).

Algunos contactos simplemente "olvidan" responder por 6-8 meses hasta que se atreven a escribir de nuevo sin mencionar dònde quedamos en la ùltima conversaciòn. No se requiere de mucha asistencia sobrenatural para discernir de dònde vienen ¿cierto?

El otro lado es que estas personas pueden discernir algo en nuestros espìritus bastante ràpido tambièn. ¿Què es? Es que no usamos jerga religiosa para distinguirnos a nosostros mismos como partes de 'los populares', ni intentamos apelar al orgullo religioso de nadie. No participamos, ni QUEREMOS participar en esta clase de juegos. Es equivalente a la blasfemia cuando proviene de personas que claman ser cristianos y sin embargo tienen toda la intenciòn de irse a la tumba antes que renunciar a todo y vivir por fe en obediencia a Jesùs, por ejemplo. Y genera serias dudas acerca de nuestra sinceridad e integridad cuando comenzamos a reaccionar con excusas similares, rodeos, adulaciones, clichès religiosos o intentos de cambiar de tema.

Los psicòlogos hacen fortunas sòlo por escuchar a las personas. Si comentan algo en absoluto, usualmente es sòlo para volver a declarar lo que la persona ha dicho. Ellos podrìan decir "Te escucho diciendo que has tenido suficiente. Te escucho diciendo que estàs pensando en irte. ¿Es correcto?". Para la mayorìa de la gente es un gran alivio que alguien realmente escuche lo que estàn diciendo.

La palabra 'psicologìa' significa "estudio de la mente". Los psicòlogos son expertos en la "lectura de mentes". Pero para hacer lo que hacen, usualmente todo lo que se requiere es escuchar lo que està saliendo de la mente de una persona por medio de su boca o a travès de lo que escribe.

"Ah, pero, ¿y què acerca de las mentiras?" te escuchamos preguntar. ¿No es que las personas cubren sus verdaderos sentimientos y dicen cosas que realmente no tienen intenciòn de decir? Sì, todos hacemos esto en ocasiones. Pero recuerda que "de la abundancia del corazòn habla la boca". Si tù amas a alguien, màs tarde o màs temprano vas a querer decìrselo. Y si odias a alguien, lo mismo es cierto.

Cuando una persona està tratando de cubrir sus verdaderos sentimientos, habrà confusiòn y contradicciones en lo que diga. Como el verdadero sentimiento està siempre tratando de salir al exterior, usualmente distorsionarà el encubrimiento en alguna manera. La adulaciòn insincera serà tan exagerada que serà obviamente falsa, o (como dijo Shakespeare) serà tan vaga que condene al receptor (Por ejemplo "Tu nuevo peinado es...bueno...muy diferente"). Las disculpas serán dicho de tal manera que ni llegan a ser una disculpas (por ejemplo: "Lo siento que te sientes así"). Las mentiras directas incluiràn claùsulas de escape, las cuales podràn ser usadas màs tarde para argumentar que la persona tècnicamente no dijo una mentira.

Estas no son inmediatamente obvias, pero con la pràctica podràs captarlas (Por ejemplo, cuando un auto està en venta, alguien podrìa decir "El auto no es mìo, pero entiendo que està en perfecta condiciòn mecànica"). E incluso los mejores y màs descarados mentirosos, eventualmente diràn algo que contradiga la mentira. Asì que cuando estàs escuchando, o leyendo, lo que alguien ha dicho, no hace daño comenzar por creer exactamente lo que la persona està diciendo, como si no pudieran hacer otra cosa màs que decir la verdad. No te apresures a comprometerte (por ejemplo, transfiriendo dinero sobre la base de lo que han dicho), pero sì dales tiempo para probar que estàn diciendo la verdad. Si no estàn diciendo la verdad, eventualmente encontraràs algo que te confunda. Eso serà tiempo suficiente para considerar la posibilidad de que te están engañado.

Es de ayuda el tener un buen entendimiento de gramàtica para poder leer mentes. Los cambios en la gramàtica o los claros errores gramaticales que estàn fuera de lo tìpico son señales de que algo que hasta el momento ha estado oculto, està tratando de escabullirse. El mero hecho de que una persona diga algo gramaticalmente incorrecto no significa que hay algo encubierto. Algunas personas consistentemente pronuncian mal las palabras, usan tiempos verbales equivocados o mezclan pronombres como "mi" y "yo". No vayas buscando problemas. Pero cuando todo està yendo tranquilamente, y de repente aparece una oraciòn que podrìa ser interpretada de dos maneras diferentes, o que no parece tener demasiado sentido, no insertes tu propia interpretaciòn de lo que crees que la persona estaba tratando de decir. En cambio, pìdele a la persona que repita el pensamiento que èl o ella estaba tratando de expresar.

Escucha (o lee) atentamente como està siendo reformulado. Fìjate si el doble sentido es aclarado o si trata de escabullirse dentro de la reforumlación tambièn. Toma nota en particular si ignoran tus preguntas o tratan de otra manera de no explicar lo que estaban tratando de decir en la declaraciòn original. Por ejemplo, si tu hijo te dice que mientras estaba afuera con sus amigos "algunos de los chicos" rompieron algunas ventanas de la escuela, no asumas que èl no era "uno de los chicos", ya que la declaraciòn no dice en realidad que èl no fue. Si luego tù le preguntas "Fuìste tù uno de los chicos que rompieron las ventanas?" y la respuesta es "Yo estaba con ellos, pero tratè de convencerlos de que no lo hagan", puedes estar bastante seguro de que èl rompiò algunas ventanas, porque ha dado otra respuesta engañosa que sòlo implica que èl personalmente no se involucrò con la ruptura de las ventanas.

Las personas que quieren ser vistas como "el bueno" son fácilmente espantadas de hacer el escrutinio de lo que otros estàn diciendo, y por eso son fàcilmente engañados. Pero no es porque el engañador no les estè dando suficientes pistas sobre el engaño. Es sòlo que muchos de nosotros somos muy fàcilmente intimidados como para señarlarlo. Pero vale la pena cuestionar cualquier cosa que no entiendas cuando estàs escuchando a una persona. Si la escuchaste mal o si hubo un genuino desliz de su parte, tu pregunta lo aclararà. Pero si la confusiòn vino por el "doble-pensar" (aceptar simultàneamente como correctas, dos creencias mutuamente contradictorias) de la persona que està hablando (o escribiendo), una simple pregunta o dos pueden hacer maravillas en ayudarte a leer con exactitud su mente.

Comentarios que parecen atipica o inapropiadas en el contexto son otra clave acerca de lo que la persona està pensando. Cuando, por ejemplo, una persona dice (o escribe): "Me has dejado mucho para pensar; pero necesito tiempo a solas para orar acerca de esto," tienes que preguntarte a ti mismo, "¿Por què està huyendo si realmente le dije algo que le està haciendo empezar a cambiar?". Si tù le contaras a una persona una manera fàcil de hacer $1000, y te creyera, ¿No te harìa preguntas para estar segura de que te entendiò correctamente? Si le mostraras a una persona una cura simple para una enfermedad que tiene, y te creyera, ¿No querrìa saber màs? Entonces ¿Por què alguien dirìa "Necesito tiempo a solas para orar acerca de lo que estàs diciendo"? Lo necesita porque: a) Piensa que estàs loco y quiere escaparse; o b) Piensa que tienes razòn, pero no le gusta las consecuencias de lo que estàs diciendo. Ciertamente no va a orar acerca de esto. Eso podrìa ser hecho en cualquier momento, en cualquier lugar. Sin embargo, "Orarè sobre esto" es una excusa tan irrefutable y justificada que las personas no pueden resistir utilizarla cada vez que estàn rechazando lo que estás diciendo.

Es importante que aprendamos a discernir la verdad en cualquier asunto, tanto en nuestras relaciones con los demàs como con nosotros mismos. Esperamos que estas pocas pistas ayudaràn a las personas a comprender còmo desarrollar este "don" de Dios y a aplicarlo más inmediata y correctamente en sus vidas (2 Timoteo 2:15).


Otros Artículos de Interés


Escribir un comentario




Completa el rompecabezas abajo y apreta "enviar":