Hay un número de diferentes "malvados” mencionados en el Apocalipsis, como también en las profecías de Daniel. Muchos de ellos comparten las mismas características, como si cada uno fuera una parte diferente de la misma cosa. En el artículo "La Bestia”, por ejemplo, vimos que la última cabeza de la Bestia hace las cosas que antes habían sido adjudicadas a uno de los cuernos de la cabeza. Hablamos del cuerno y de la cabeza (así como también del cuerpo de la cabeza) como "la Bestia", casi sin distinción.  Esto ocurre porque la Bestia es un principio que se repite en tres niveles diferentes.

El cuerpo de la Bestia representa todo lo malvado de los gobiernos en todo el mundo y a lo largo de la historia. Es similar a la estatua en el sueño del rey Nabucodonosor, donde Dios deja ver que todos los imperios del mundo (persa, griego, romano, y todos los demás) eran parte del mismo sistema babilónico. (Nota, la palabra "babilonica" significa "confusión" y viene de la palabra hebrea "babel".)

Es una afirmación cínica, sabemos, pero es consistente con la actitud de Jesús con respeto al sistema en general. Durante Su tentación en el desierto, Él nunca discutió con Satanás cuando éste se adjudicó el dominio de todos los reinos del mundo. (Lucas 4:6) Al referirse a su crucifixión, Jesús lo describió como el momento cuando el Diablo o "príncipe de este mundo" sería juzgado. (Juan 12:31-32; 14:30; 16:7-11) El Diablo es verdaderamente el príncipe de este mundo por el momento.
 
La séptima cabeza representa a la Bestia también, como el gobierno mundial final. Nos ofrecerá un sistema con todo la mejor de los anteriores sistemas, pero terminará siendo el peor. En otros artículos, hemos hablado de la Bestia en términos de este gobierno mundial final.
 
Pero, finalmente, el cuerno en la cabeza será la Bestia en la forma de un individuo, quien será el dictador de la cabeza de ese imperio mundial final. Será la personificación del Diablo mismo. Nosotros lo llamamos el "Anticristo" (con mayúscula) o la "Bestia” en la forma de una persona individual. Creemos que será tan hijo del Diablo como Jesús es Hijo de Dios.
 
Pero hay otras representaciones del mal en el Apocalipsis. Y estas también parecen superponerse, ya que representan a la Bestia pero de otra manera un poco diferente.
 
En el artículo "La Bestia" dijimos que el Dragón tiene siete cabezas y diez cuernos como la Bestia. (Apocalipsis 12:3) El Dragón representa claramente al Diablo. (Apocalipsis 12:9) Esta es otra forma de decir que el Diablo está detrás de todo lo que es malo en los gobiernos mundiales.

Alguna gente encuentra más fácil luchar contra las tentaciones imaginando al Diablo fuera de ellos, como un ser al que eligen resistir. Como el gobierno está constituido por gente como nosotros con capacidad para hacer tanto lo malo como lo bueno, suele ser difícil pensar en ellos como personas totalmente malas. Tal vez es más fácil pensar en el Diablo como una fuerza exterior (por ejemplo, un Dragón) que intenta manipular y sabotear todo esfuerzo humano, incluyendo nuestro esfuerzo para gobernarnos a nosotros mismos. De cualquier manera, la única solución es someternos a Jesús y construir el reino que Él vino a establecer.

Otro desagradable personaje del Apocalipsis es el Falso Profeta. Poco se dice sobre él, aparte de que será el que incite al mundo a adorar a la Bestia. El Dragón es la fuerza espiritual detrás de la Bestia, mientras que el Falso Profeta es el frente religioso (¿o científico?) de esa fuerza, y cuyo objetivo es hacer a la Bestia exteriormente respetable. Es a través de los esfuerzos del Falso Profeta que la gente “buena" será llevada a dar su lealtad al sistema en lugar de al Dios Creador.
 
Y ahora llegamos a la Prostituta, quien representa el aspecto económico de la Bestia.

Ella es descripta en Apocalipsis 17 y 18. Juan dice: "Vi una mujer sentada en una Bestia escarlata, llena de nombres blasfemos, tenía siete cabezas y diez cuernos. La mujer estaba vestida en púrpura y escarlata, tenía una copa de oro en su mano, llena de abominaciones y las inmundicias de su fornicación. Un nombre estaba escrito en su frente, MISTERIO, BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y ABOMINACIONES DE LA TIERRA". (Apocalipsis 17:3-5)

A Juan se le dio una interpretación para lo que vio. La interpretación se centra en la Bestia y dice muy poco de la Prostituta. Antes de introducirnos profundamente en lo que este pasaje dice sobre la Bestia, analicemos algunas cuestiones. ¿Quién es la Prostituta? Obviamente, ella no es muy agradable. Ella es “la Madre de todas las rameras y abominaciones de la Tierra”. Ella se sienta en la Bestia con siete cabezas y diez cuernos; pero, a pesar de eso, ella es la que se llama “Babilonia”, el nombre del imperio del cual todos los demás imperios surgieron en el sueño de Nabucodonosor. Si Babilonia, la Prostituta, y la Bestia política no son uno y lo mismo, entonces debe haber una relación muy cercana entre ellos. ¿Pero cuál es?

Considera esto: una prostituta ofrece sexo a cambio de dinero. En un mundo donde el mundo está hambriento de amor, la prostituta promete satisfacer esa necesidad espiritual a cambio de dinero. Diría que ella representa la codicia y la mentira de que el dinero puede comprar la felicidad y la satisfacción espiritual. Esta mentira es la raíz de todo el mal. Es lo que mantiene a las masas demasiado ocupadas como para preguntarse qué es lo que está sucediendo.

Los artistas hablan de “prostituir” sus talentos al dejar que la ganancia influya su trabajo. Pero cada uno de nosotros se prostituye a sí mismo cuando vendemos nuestra alma (vida, tiempo) al sistema a cambio de dinero. La Prostituta engorda mientras que nosotros padecemos de hambre espiritualmente.  El Falso Profeta era el aspecto religioso de la Bestia, pero La Prostituta parece que representa el aspecto económico.
 
Hay más que decir sobre la Prostituta y su relación con la Bestia. Pero primero fijémonos en lo que se dijo sobre la Bestia en la interpretación que recibió Juan:

“La Bestia que has visto subirá del abismo e irá a la perdición. Ellos, que habitan la Tierra y cuyos nombres no están escritos en el Libro de la Vida, se maravillarán ante la Bestia que fue y no es y, sin embargo, es”. (Apocalipsis 17:8)

Esto encaja con lo que hemos dicho hasta aquí: la Bestia tiene siete cabezas y diez cuernos (lo mismo que el Dragón). La Bestia surge del abismo y va a la perdición al igual que el Diablo, quien es llamado “hijo de la perdición”. (2 Tesalonicenses 2:3) Y todos, a parte de aquellos que siguen al Cordero, se maravillarán o adorarán a la Bestia gracias al Falso Profeta.

Pero luego llegamos a una frase que es nueva. Dice que la Bestia “era, y no es, aunque es”. Aquí, al igual que en la mayoría de las profecías, hay varios niveles de interpretación en juego. La Bestia tiene significado profético en el pasado, presente y futuro. “Fue” en todos los gobiernos humanos a lo largo de la historia. Al mismo tiempo “no es” todavía, porque el gobierno mundial final y el líder mundial final (el último sujeto de estas profecías) no existían cuando Juan escribió el libro del Apocalipsis. Pero la oración culmina diciendo que la Bestia “aunque es”. Porque la Bestia estaba presente en ese tiempo en la forma del Imperio Romano, que fue el imperio que crucificó a Cristo.
 
Luego Juan oyó una frase muy similar a lo que se usa en referencia al número 666: “Aquí hay sabiduría…” (Apocalipsis 13:8), y en referencia a la “Abominación de la Desolación”: “Aquel que lea esto, que entienda…”. (Mateo 24:15) La frase era: “Aquí está el que tiene sabiduría”. (Apocalipsis 17:9) En otras palabras, algo importante está por decirse. Esto es seguido por la explicación de las siete cabezas, y esa explicación es consistente con lo que hemos dicho hasta aquí.

Comienza diciendo: “Las siete cabezas son siete montañas sobre las que se sienta la mujer”. (Apocalipsis 17:9) ¿Por qué siete montañas en lugar de cabezas? Muchos creen que se refiere a la ciudad de Roma, la cual está construida entre siete montañas y era el centro del imperio que controlaba al mundo en ese momento. San Pedro, en una de sus cartas, envía saludos desde “la iglesia de Babilonia” (1 Pedro 5:13), aparentemente se estaba refiriendo a los cristianos que estaban viviendo en Roma en ese momento. Así que los cristianos del primer siglo veían al Imperio Romano y a la ciudad de Roma como a “la Babilonia” de esa época.

Pero el tema relevante dentro de este pasaje son las montañas, no la ciudad. Así que, ya sea verdad o no que las montañas apuntan a Roma, lo que se dice de estas siete montañas es lo mismo que se dice de las siete cabezas o reinos de la historia.
 
“Hay siete reyes. Cinco han caído, y uno es. El otro todavía no ha llegado”. (Apocalipsis 17:10) Ya sean montañas o cabezas, siguen siendo “reyes”. Cinco imperios han caído (Egipto, Asiria, Babilonia, Persia y Grecia). Uno estaba en el poder en ese momento (Roma) y el otro todavía no había surgido. Esto nos dice que la Prostituta ha estado “sentada sobre” la Bestia durante todos estos imperios.
 
Luego el ángel comienza a describir al séptimo rey y, por primera vez, al octavo. Aquí hay una paradoja, ya que hay un individuo que es el rey final (o la Bestia) al mismo tiempo que hay una Bestia que ha existido a lo largo de la historia. En esta interpretación, ambos son descriptos como el séptimo y el octavo rey:
 
“Cuando él [el séptimo rey] surja, continuará por un período corto. La Bestia que fue y no es, aún es el octavo y el séptimo, y va a la perdición”. (Apocalipsis 17:10-11)

Es Jesús como Dios e Hijo de Dios al mismo tiempo. Es una paradoja; porque Él fue completamente humano y completamente divino al mismo tiempo. Así que el séptimo rey será tan humano como cualquier líder mundial es, pero también hay una personalidad demoníaca (la octava Bestia), la cual ha existido desde el principio de los tiempos y que ha sido la fuerza espiritual maligna detrás de los siete imperios. Esa personalidad es Satanás mismo. Satanás entrará en ese rey final y gobernará al mundo a través de él.  

Luego el pasaje vuelve a los diez cuernos. El término “una hora” no es literal, sino una expresión idiomática, como cuando decimos “espera un segundo”. “Una hora” simplemente significa un período corto de tiempo. Lo que dice a continuación se explica solo:
 
“Los diez cuernos que has visto son diez reyes que aún no han recibido reino, pero que recibirán poder con la Bestia por una hora. Éstos tienen una sola mente y darán su poder y fuerza a la Bestia. Éstos le harán la guerra al Cordero, y el Cordero los vencerá, porque Él es Señor de señores y Rey de reyes”. (Apocalipsis 17:12-14)

La guerra final, llamada “Batalla de Armagedón” (capítulo 17), está en la parte del Apocalipsis que cubre la Ira de Dios vertida de siete copas. Hemos salteado la lectura del Apocalipsis para observar estos comentarios con respecto a la Bestia y para considerar el rol principal de la Prostituta.
 
Luego llegamos a un pasaje muy perturbador, en donde lo que se dice no parece ser consistente con todo lo que hemos leído sobre los malvados del Apocalipsis hasta ahora. Es Apocalipsis 17:16: “Los diez cuernos que has visto en la Bestia odiarán a la Prostituta y la harán desolada y desnuda, y comerán su carne y la quemarán con fuego”.
 
Acá vemos a los malvados traicionándose entre ellos. Además, parece haber un cambio en el tiempo a esta altura que nos lleva devuelta al período previo a que la Bestia asumiera el poder (aunque el contexto indica que es durante el período de la Ira de Dios... después a la Gran Tribulación). Apocalipsis 17:17: “Porque Dios ha puesto en sus corazones (de los diez reyes) el ejecutar Su Voluntad: en acordar y en dar sus reinos a la Bestia hasta que la Palabra de Dios se cumpla”.

En otras palabras, la Prostituta es destruida con la ayuda de diez reyes, para que los diez reyes puedan darle sus reinos a la Bestia. Esto parece ocurrir antes que la Gran Tribulación comience. Sin embargo, este acontecimiento está presentado en el capítulo posterior a que las siete copas fueran derramadas (Apocalipsis 16) y justo antes de la famosa Batalla de Armagedón. (Apocalipsis 19:11-21)

¿Pero qué si la Prostituta (como la Bestia) representa más de una cosa? La destrucción de la Prostituta es una descripción simbólica de la Guerra de Armagedón, donde la Ira de Dios es vertida en la Prostituta y en todo lo que ella representa. Pero puede estar describiendo literalmente uns batalla anterior entre ella y la Bestia, quien es asistida por “diez cuernos”.

Lo que sea que esta Prostituta representa, ella es destruida en la batalla que es descripta en Apocalipsis 18; permitiendo a la Bestia tomar el control del mundo. Sin embargo, luego de la Guerra de Armagedón, el Falso Profeta, el Dragón y la Bestia son capturados vivos y tomados como prisioneros. (Apocalipsis 19:20)

Ya hemos dicho que la Prostituta representa el aspecto financiero de la Bestia. En Apocalipsis 18, donde los comerciantes, compañías de transporte y reyes lamentan su desaparición, esto es muy claro. (Apocalipsis 18:3, 9-11, 15-18) Creemos que la Prostituta es USA, y que la batalla mencionada ocurre entre USA y Rusia antes de la Gran Tribulación, con Rusia asistida por el Tercer Mundo (los diez cuernos) y, tal vez, por el dragón (China).
 
Apocalipsis 17:3 y 9 dicen que la Prostituta “está sentada sobre” la Bestia color “escarlata”. Esto puede significar que su relación no es completamente amigable. Ambos son poderes mundiales pero su énfasis es diferente y, en determinado momento, la Prostituta saca ventaja.

Lo que una prostituta quiere es dinero. El capitalismo americano, como la prostitución, está construido sobre la codicia, o el amor al dinero. Una prostituta puede hablar de amor, pero su interés real es el dinero. USA también habla de Dios cuando su interés real es obtener más y más capital.

La Bestia escarlata, por otro lado, está primeramente interesada en poner a la raza humana contra Dios. El único interés del Diablo con respecto al dinero es el de usarlo para controlar nuestras almas. La religión, incluso la religión hipócrita, no es de interés para el Diablo tampoco. Pero está obligado a usar estas dos mentiras para hacer a la gente tan depravada que termine adorándolo a él y blasfemando a Dios, y sin nada a cambio. Sólo entonces puede volverse contra la Prostituta y destruirla.

Dijimos anteriormente, en el artículo “Imperios mundiales”, que el Imperio Romano se dividió en Este y Oeste, y que esto parece simbolizar a las dos piernas de la estatua de Nabucodonosor. (Las piernas son las partes de la estatua que representaban al Imperio Romano.) Las piernas terminan en dos pies, que son descriptos como de barro mezclado con hierro. Dijimos que éstos representan a los gobiernos democráticos y los gobiernos totalitarios.

En el siglo XX, Rusia se convirtió en un superpoder totalitario que representa al Este, y USA se convirtió en el superpoder democrático que representa al Oeste. El ateísmo era una parte importante de la ideología comunista, mientras que la religión (la ética laboral Protestante en particular) es una parte importante de la ideología capitalista.

Los reyes de la Tierra, los comerciantes de la Tierra y las compañías de transporte de la Tierra han sido asistido por la ideología estadounidense.

Rusia y el comunismo sufrió una herida mortal; y USA todavía se sienta sobre el comunismo mundial.
 
Pero la profecía dice que la Bestia (con la ayuda de los diez cuernos) ¡se pondrá en contra de la Prostituta y la destruirá en una hora! El Oso arrancará al Águila con la ayuda de la Pantera.

Recuerda también que diez de los miembros no permanentes de la ONU pertenecen al Tercer Mundo. Los cinco miembros permanentes incluyen a Rusia y China, ambos comunistas “rojos” ,con un Oso y un Dragón como símbolo*. Los tres miembros restantes son anti-comunistas: USA, U.K. y Francia. Si USA pudiera ser destruida, U.K. y Francia no tendrían poder para detener a los comunistas de tomar el control. Tres reyes serán dominados y los diez restantes darán su apoyo al gobierno mundial comunista.
 
Ahora, la razón por la que este acontecimiento surge durante la Ira de Dios: cuando Babilonia (representada actualmente por USA)** caiga, el nuevo imperio mundial se convertirá en la nueva Babilonia. El comunismo, como todos los gobiernos, está basado en la avaricia.  Será ahora responsabilidad de este gobierno comunista proveer de negocios a los comerciantes, reyes y compañías de transporte del mundo. También será la versión comunista de Babilonia la que finalmente será destruida en la Batalla de Armagedón. (Apocalipsis 16:19) Luego el Cordero destruirá a esa Babilonia, mientras que la Bestia destruirá a la versión estadounidense. (Apocalipsis 17:16-17)

 
*Nótese que la Bestia y el Dragón son descriptos de color escarlata o rojo. (Apocalipsis 17:3; 12:3)

** Hay una ciudad moderna con el nombre de “Babilonia”. Esto es de importancia suficiente como para ser mencionado en la Enciclopedia Británica. Es habitada por casi un cuarto de millón de personas y está ubicada en Long Island, Nueva York, USA, a pocos kilómetros de Wall Street.


Otros Artículos de Interés


Escribir un comentario




Completa el rompecabezas abajo y apreta "enviar":