Si tienes demasiadas cosas acumuladas en tu carpa, vehículo o casa, la respuesta no es "derribar los graneros y construir unos más grandes". En el sistema generalmente se piensa así. Sin embargo, el problema es que no importa cuán grande sea "el granero", la cantidad de cosas se acumula, y el desorden que crea, siempre empieza a crecer hasta que el mismo antiguo problema asoma su fea cabeza una vez más.

Hay un cuento de Asia que puede ayudar a ilustrar la solución espiritual:

"Un hombre fue a su gurú y se quejó de que su choza era demasiado pequeña para su familia. El maestro le preguntó si él tenía un perro, y si el perro vivía en la choza con el hombre y su familia. El hombre le dijo que sí tenía un perro, pero que el perro vivía en el patio.

-Trae el perro a vivir adentro de tu casa, contigo- dijo el maestro.

El hombre estaba sorprendido, pero sabía que el gurú era muy sabio, así que siguió sus instrucciones. Una semana después, regresó por más ayuda.
-Es peor que antes!- le dijo -Realmente necesitamos algo más grande!-

Así que el maestro le respondió que debería mudar las gallinas adentro de la casa también.

Por supuesto, la semana siguiente, el hombre estaba aún más desesperado.

-Trae tu vaca adentro de la casa también- dijo el viejo y sabio gurú.

Después de una semana con todos los animales en la casa, el hombre casi se volvió loco. Así que el gurú le dijo:

-Está bien, ahora envía todos los animales de regreso al patio, y vuelve dentro de una semana para decirme cómo te sientes.-

En la última visita, el hombre habló alabando cuán agradable era tener la casa solamente para él y su familia.

-Tu problema ha sido resuelto- dijo el maestro. Y así fue.

La lección principal de esto es que es solo nuestra actitud la que crea el desorden. Mientras nuestra mente siga anhelando algo más grande, tenderemos a atestar el ambiente que tengamos actualmente. Pero si podemos volvernos "pobres en espíritu", es decir, imaginándonos vivir en una situación más pobre de la que ya estamos, entonces no abusaremos del espacio que ya tengamos por medio de atestarlo con nuestras posesiones materiales. Y cuando reduzcamos nuestras posesiones materiales, habrá más espacio para las personas.

Si estás viviendo en una casa y está llena de gente, imagínate a ti mismo mudándote a un departamento pequeño y mantén solo aquellas cosas que te llevarías contigo si fueras a mudarte a ese departamento. Si estás viviendo en un departamento, entonces imagínate a ti mismo viviendo en un colectivo o en una camioneta tipo "van". Si estás viviendo en un colectivo o van, entonces imagínate viviendo en una carpa. Y si estás vivendo en una carpa, entonces imagínate durmiendo afuera en la calle y llevando contigo solo aquellas cosas que estarías feliz de cargar contigo durante todo el día.

En cada caso, encontrarás que tu ambiente presente se vuelve más agradable porque tendrás más espacio para moverte y porque podrás encontrar las cosas cuando quieras.


Otros Artículos de Interés


Escribir un comentario




Completa el rompecabezas abajo y apreta "enviar":