Un hombre religioso le preguntó a Jesús: “¿Qué puedo hacer para tener la vida eterna?”

"Ama a Dios y a tu prójimo", respondió Jesús.

Como el hombre tenía poco amor, preguntó: “¿Quién es mi prójimo?”

Jesús entonces contó una historia:

Un hombre fue golpeado y robado mientras viajaba de la ciudad Nueva Delhi, en India, a Calcuta. Fue dejado por el camino medio muerto.

Un sacerdote católico lo vio, pero ya iba tarde a misa. Así que él miró hacia otro lado y se fue de paso.

Un misionero protestante también vio al hombre, pero se dirigía a un estudio bíblico, por lo que también miró hacia otro lado y siguió su camino.

Entonces vino un hindú y ayudó al hombre. Lo llevó a un hospital y pagó la cuenta, porque el hombre no tenía dinero.

“Ahora ¿quién fue un buen vecino?” preguntó Jesús.

“El hindú”, respondió el religioso.

“Entonces sigue su ejemplo”, ordenó Jesús.


Otros Artículos de Interés


Escribir un comentario




Completa el rompecabezas abajo y apreta "enviar":