Jesucristo advirtió que habría muchos "falsos cristos" en los últimos días. Tradicionalmente, se nos ha dicho que estos falsos cristos son líderes egocéntricos en las religiones fuera de la corriente principal del cristianismo. Hay una gran cantidad de nuevas religiones, cada una con su propio gurú o mesías, y la lista parece estar creciendo cada año.

Pero Jesús también dijo: "Muchos [de estos falsos cristos] vendrán en mi nombre" (Mateo 24:5). Eso hace que la advertencia llega a lo más hondo personalmente. De acuerdo con esto, debe haber falsos líderes que intentan hacerse pasar por seguidores de Jesucristo (es decir, que vienen en su nombre), y necesitamos saber cómo reconocerlos. A la mayoría de nosotros se nos ha dicho que los Mormones y los Testigos de Jehová se ajustan a esta descripción, y hemos sido capacitados para reconocer los errores en sus enseñanzas.

Un "falso cristo" no tiene que proclamar que él o ella es igual a (o mejor que) Jesús para ser un falso cristo. La palabra "cristo" simplemente significa "ungido por Dios". En otras palabras, cualquier persona que afirme estar hablando en nombre de Dios (por ejemplo, que digan: "Soy ungido por Dios"), esta afirmando ser un tipo de "cristo". Si realmente están dirigiendo a las personas hacia Jesucristo y sus enseñanzas, entonces su unción y autoridad son válidas. Pero si no, entonces es una "falsa unción" y son "falsos cristos". Nuestro trabajo es determinar si realmente tienen la autoridad de Dios en lo que dicen (y es nuestro trabajo como su "cuerpo" tener una verdadera unción nosotros mismos que resulte en convertir a las personas a Cristo y no a nosotros mismos).

La descripción que dio Jesús de los falsos cristos que surgirían en los últimos días se hizo más específica en Mateo 24:24: "Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos". Las señales y las maravillas no son la enseñanza principal de los Mormones y los Testigos de Jehová; pero son enfatizados por algunos otros líderes religiosos. Por lo tanto, debe haber falsos maestros que parecen ser más genuinos que los Mormones y los Testigos de Jehova. Pero aún asi pueden estar afirmando una autoridad que Dios nunca les dio realmente.

Cuando lees los escritos del apóstol Pablo, puedes ver que él tenía algunos serios desacuerdos con los líderes en lo más alto de la iglesia en ese tiempo, y argumentó que su propio ministerio fue ungido por Dios, mientras que otros fueron "falsos apóstoles" (2 Corintios 11:13). Se jacta incluso de haber resistido a Pedro "cara a cara" cuando sintió que Pedro estaba equivocado (Gálatas 2:11). Pablo sabía que tenemos que estar dispuestos a enfrentar a cualquiera si queremos ser leales al único verdadero Jesucristo.

Las predicciones sobre los últimos días (es decir, los días en los que vivimos ahora) indican que habrá una gran "caída" (o "apostasía") dentro de la iglesia (2 Tesalonicenses 2:3; Mateo 24:12).

Entonces, si vamos a permanecer fieles a Jesús el Cristo, entonces debemos determinar que lo seguiremos a Él y solo a Él. Debemos determinar que nuestra lealtad no se dividirá entre Jesucristo y cualquier otro líder humano. El mismo apóstol Pablo dijo que si debía decir algo que fuera contrario al evangelio que Jesús mismo predicaba, preferiría que lo "maldijeran" antes que dejar que alguien lo use como excusa para alejarse del único Cristo verdadero (Gálatas 1:8).

Entonces, el punto de esta carta es para comunicar que estamos viviendo en una era espiritualmente oscura, un tiempo del cual Jesús dijo: "cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará [alguna] fe [de alguna manera] en la tierra? " (Lucas 18:8). Ya no es seguro poner tu fe en la iglesia como institución, ni poner tu fe en los líderes religiosos simplemente porque ocupan cargos de autoridad política en una denominación particular. Cada uno de nosotros debe saber en nuestros propios corazones cómo discernir la verdad del error y cómo discernir las enseñanzas de Jesús, el único Cristo verdadero, de las enseñanzas de todas las demás personas que afirman tener la autoridad de Dios.

No pasará mucho tiempo antes que Jesús regrese; pero mientras tanto, vamos a enfrentarnos con sutilezas y engaños que engañarán a todos, excepto a los " escogidos" (Mateo 24:24). Los "escogidos" son aquellos que quieren saber la verdad más que cualquier otra cosa en la tierra. Si realmente tenemos hambre y sed de la justicia de Dios, como se revela a través de las enseñanzas de Su Hijo, seremos saciados. No seremos engañados. Pero si no tenemos ese deseo puro de conocer la voluntad de Dios, entonces nos apegaremos a casi cualquier cosa como una excusa para escapar de la responsabilidad de seguir a Jesucristo (y solo a Jesucristo) en estos últimos días.

Si, por algún milagro, tú eres uno de los que quieren mantenerse fieles al único Cristo verdadero en estos últimos días, deseamos mucho estar en contacto contigo para que podamos alentarnos unos a otros a permanecer fieles. Agradeceríamos escuchar de ti.

¡Él viene!


Otros Artículos de Interés


Escribir un comentario




Completa el rompecabezas abajo y apreta "enviar":