Hay eunucos que así mismos se hicieron eunucos por causa del reino de los cielos. El que sea capaz de recibir esto, que lo reciba.(Mateo 19:12)
 
Una de las grandes dudas que debe enfrentar el discípulo es si Dios le ha llamado a una vida de casado o al celibato. Este es unasunto completamente personal en que el Señor debe guiar a cada individuo. Nadie puede legislar para otro en esto, e interferiren una esfera tan vital es un asunto riesgoso.

La enseñanza general de la Palabra de Dios es que el matrimonio fue instituido por Dios para la raza humana con variospropósitos en vista:

Primero. Fue ordenado para compañía y placer. Dios vio que no era bueno que el hombre estuviera solo. (Genesis 2:18). Sudesignio es la perpetuación de la raza. Esto lo indica la orden de Dios: “Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra” (Genesis 1:28).Fue instaurado para la preservación de la pureza de la familia y la sociedad. “Pero a causa de las fornicaciones, cada uno tengasu propia mujer, y cada una tenga su propio marido” (1 Corintios 7:2).

No hay nada en la Palabra de Dios que sugiera que el matrimonio es incompatible con la vida de pureza, devoción y servicio aCristo. En vez de eso se nos recuerda que “honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla”. (Hebreos 13:4) Seafirma que el que halló esposa halló buena cosa. (Proverbios 18:22) Las palabras del Predicador pueden aplicarse almatrimonio: Dos son mejor que uno (Eclesiastés 4:9), particularmente si los dos se han juntado para servir al Señor. La mayorefectividad de la acción unida se sugiere en Deuteronomio 32:30 donde uno vence a mil y dos hacen huir a diez mil.

Sin embargo, aunque el matrimonio es la voluntad de Dios para la raza humana en general, no es necesariamente la voluntadde Dios para cada individuo. Aun cuando puede considerarse como un derecho inalienable, el discípulo de Cristo puede preferirla omisión de este derecho con el fin de entregar más íntegramente su vida al servicio de Cristo.

El Señor Jesús hizo notar que en su reino habría algunos que llegarían a ser eunucos por causa de Cristo. “Pues hay eunucosque nacieron así del vientre de su madre, y hay eunucos que son hechos eunucos por los hombres, y hay eunucos que asímismos se hicieron eunucos por causa del reino de los cielos. El que sea capaz de recibir esto, que lo reciba” (Mateo 19:12).

En definitiva este es un voto voluntario que una persona pronuncia considerando dos factores:

1. Que Dios le haya guiado a permanecer célibe.
2. El deseo de entregarse más completamente a la obra del Señor sin añadir a sus responsabilidades la de una vidahogareña.

Debe existir la convicción del llamamiento divino (1 Corintios 7:7). Solamente así puede el discípulo estar seguro que el Señor ledará gracia necesaria para la continencia.

Segundo, debe ser voluntario. Cuando se abraza al celibato por imposición eclesiástica aumenta el peligro de caer en laimpureza y la inmoralidad. El apóstol Pablo enfatiza el hecho que una persona soltera puede darse más completamente a losnegocios del Rey: “Quisiera, pues, que estuvieseis sin congoja. El soltero tiene cuidado de las cosas del Señor, de cómo agradaral Señor; pero el casado tiene cuidado de las cosas del mundo, de cómo agradar a su mujer”. (1 Corintios 7:32,33). Por eso élexpresa el deseo de que el soltero y las viudas queden como él, esto es, sin casarse. (1 Corintios 7:7,8)

Aun para aquellos que ya estaban casados el Apóstol insistía en que la brevedad de la vida y del tiempo exige que todo debesujetarse a la gran tarea de dar a conocer a Cristo: “Pero esto digo, hermanos: que el tiempo es corto; resta, pues, que los quetienen esposa sean como si no la tuviesen; y los que disfrutan de este mundo, como si no lo disfrutasen; porque la aparienciade este mundo se pasa”. (1 Corintios 7:29,31)

Esto ciertamente no significa que el hombre debe repudiar sus responsabilidades hogareñas y ser un misionero. Pero sí significaque no debe vivir para los placeres y satisfacciones de la vida de hogar. No debería usar su esposa e hijos como excusas paradar a Jesús el segundo lugar.

Carlos T. Studd tenía miedo que su novia estuviera tan enamorada de él que el Señor Jesús no tuviera el primer lugar en la vidade ella. Para evitar esto, compuso un verso para que ella lo recitara diariamente:

Jesús yo te amo mucho, mucho más
que lo que a Carlos amaré jamás

Los comunistas han aprendido a subordinar los asuntos de familia a la gran tarea de conquistar el mundo para su causa. GordonArnold Lonsdale es un ejemplo. Después de ser capturado en Inglaterra en 1960 como espía ruso, la policía encontró una cartade su esposa y una respuesta de seis páginas. Su esposa escribió: “¡Qué injusta es la vida! Entiendo completamente queestás trabajando y este es tu deber; que amas el trabajo y tratas de hacer esto a conciencia. Sin embargo mi razón trabaja con laestrechez femenina y sufro terriblemente. Escríbeme diciendo cuánto me amas y puede ser que me sienta mejor”.

Lonsdale replicó, en parte: “Todo lo que te voy a decir es que tengo una sola vida y que esta no es fácil. Todo lo que quiero es usar mivida de modo que al considerarla, al mirar hacia atrás no tenga que avergonzarme... Tengo apenas 39 años; ¿es mucho lo que hedejado?”

El tiempo es corto, escribía Pablo, sólo queda que “los que tienen esposa sean como si no la tuvieran....” La tragedia es que elmatrimonio apresurado o equivocado ha sido con frecuencia la herramienta del diablo para descaminar a algún joven discípulodel camino de la mayor efectividad para Él. Muchos aspirantes a pioneros han acabado su carrera de servicio absoluto al Señoren el momento en que se casaron.

El matrimonio es un amargo enemigo del cumplimiento de la voluntad de Cristo de que todos oigan su mensaje. El casamientoha sido dado por Dios, pero cuando se interpone como una barrera a la voluntad de Dios es porque ha sido mal usado.

Podríamos nombrar muchos hombres y mujeres, que han tenido un llamamiento definido al campo misionero y que jamás lohicieron efectivo porque sus cónyuges los retuvieron. Nada, ni siquiera la bendición que es un compañero para toda la vida,debe anteponerse al propósito de Dios en la vida de uno. Hoy hay almas que mueren sin Cristo porque los seres queridos hantomado prioridad a la voluntad de Dios.

Es quizá especialmente cierto, en el caso de pioneros, que una vida de celibato es preferible. Los hombres y mujeres de lavanguardia a veces necesitan negarse aún las necesidades de la vida, sin mencionar sus placeres más moderados y legítimos.Es su deber soportar penalidades, ser buenos soldados, sin las ataduras de las cosas de esta vida, atletas a los que ningúnpeso los embaraza... Es una vocación, un llamamiento y una ordenación a un servicio especial.

  • Y cualquiera que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por mi nombre,recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna. (Mateo 19:29)

Próximo Capítulo

Escribir un comentario




Completa el rompecabezas abajo y apreta "enviar":