Aquí están las tarjetas de estudio bíblico, del tema "Vivir Por Fe".  Para usar el sistema, simplemente coloca el mouse (ratón) encima de la tarjeta (dentro de los retángulos negros a la izquierda de la página) para ver la parte de atrás.  Ahí podrás ver un resumen de los versículos que tratan sobre el punto mencionado en la cara de la tarjeta y verás los CAPÍTULOS donde se encuentran tales versículos.  La idea es de memorizar el CAPÍTULO donde se encuentra el punto (y no necesariamente los versículos también).  NOTA:  Para ver las tarjetas, tu navegador debe tener habilitado las imágenes.

Al lado de cada tarjeta (a la derecha) hay una explicación sobre el punto de la tarjeta, lo cual ayuda a entender porqué tales versículos son claves en explicar las verdades de las enseñanzas de Jesús y del Nuevo Testamento.



Trabajar para el reino de Dios y trabajar para ganar dinero son dos motivos completamente opuestos.  Jesús lo pone en claro que tenemos que elegir el uno o el otro.
Jesús desafía aún nuestra necesidad de trabajar por nuestra comida.  No quiere que nuestro enfoque sea el sobrevivir físicamente sino que nuestra meta principal sea nuestro crecimiento espiritual. 
El sistema religioso enseña que Pablo trabajó por el dinero durante el día para poder predicar el evangelio sin tener que cobrar dinero.  En este versículo Pablo dice que el trabajo que hizo día y noche fue el predicar el evangelio.
Jesús prometió que si trabajamos por Dios, Dios proveerá todo lo que necesitemos para sobrevivir.  Esta es una de las diferencias fundamentales entre el reino de Dios y el sistema religioso.  Nosotros verdaderamente creemos que Dios existe, y que si trabajamos por Dios, no necesitamos ser esclavos al sistema económico para sobrevivir.
 Dios busca gente que VIVA por fe, es decir, gente que está dispuesta a practicar su fe todos los días.
Pablo lo pone en claro que el amor al dinero es la raíz de todos los males.  Como por resultado, esto debería ser el enemigo principal de todos los creyentes.  Pero ¿cuántas iglesias en el sistema religioso se están encargando de luchar contra la avaricia? 
Ambos la idolatría como la avaricia representan la fe en lo material en vez de fe en el Creador invisible.  En algunas iglesias ya no se usan imágenes de vírgenes, santos, etc. para adorar, pero todavía adoran los ídolos de coches de lujo, edificios religiosos, equipos de música, etc.  Cualquier persona que ama las riquezas es un idólatra.
El sistema religioso a menudo dice que el mandamiento de Jesús a vender todo lo que tenemos y dar a los pobres sólo fue dado a un individuo en toda la historia del mundo: al jóven rico.  Sin embargo, aquí encontramos cuatro lugares donde el madamiento fue dado a una gran variedad de personas.  A pesar de ser una enseñanza fundamental de Jesús, la mayoría de las iglesias lo han rechazado.  No cuesta mucho adivinar porqué.
Este versículo es tan claro y tan inescapable que es uno de los versículos más odiados por el sistema religioso.  Tenemos que calcular el costo de seguir a Jesús: es todo o nada.
Cuando damos prioridad a las enseñanzas de Jesús en nuestras vidas, muchos de nuestros parientes tratarán de aconsejarnos en contra de practicar tales enseñanzas.  Y cuando no le hacemos caso a ellos, dirán que los estamos "odiando".  Pero Jesús demanda que nuestra lealtad a él sea suprema.
Aún en el mundo, los soldados son dados sus alimentos y todas las herramientas que necesitan para hacer su trabajo.  Nosotros estamos en una guerra espiritual y somos soldados de Jesús.  No necesitamos trabajar por el sistema de avaricia.  Nuestro General provee todo lo que necesitamos para cumplir con nuestro deber.
El sistema religioso enseña que tenemos que ser esclavos, trabajando por el dinero.  Sin embargo, Pablo dice que si tenemos oportunidad de ser libres, que salgamos de la esclavitud, pues Jesús vino a darnos libertad y a ser SUS siervos.