Nota:  Si todavía no lo has hecho, recomendamos que leas primero nuestro artículo: La Iglesia Pasará Por la Gran Tribulación donde claramente comprobamos que no habrá un rapto secreto antes de la Gran Tribulación.



Aunque la Biblia muy claramente enseña que el rapto ocurrirá después de la Gran Tribulación, la mayoría de las iglesias todavía sostienen la posición opuesta.  Hay varias razones por esto.

En primer lugar, la idea de tener que pasar por la Gran Tribulación (una época de desastres naturales y engaños espirituales) no parece ser algo positivo.  Como por resultado no es popular.  La mayoría de la gente está buscando la comodidad.  No quiere un cristianismo que implica tener que aguantar el sufrimiento. Lo que busca es alguien que le diga que Dios la quiere prosperar, sanar y dar todas las comodidades que le antoja (2 Timoteo 4:1-4).  Si uno empieza a predicar verdades incómodas, es probable que mucha gente se mude de tal iglesia, llevando sus diezmos y ofrendas consigo. 

También es cuestión de orgullo.  Habiendo tragado la mentira y habiéndola predicado por tanto tiempo, tener que admitir que uno estaba equivocado es humillante e invita preguntas en cuanto a qué otras cosas quizás no se están enseñando bien.  Por esta razón muchos defenderán la mentira aun sabiendo que es una mentira, consolándose quizás con pensar que tales detalles en cuanto a la venida de Jesús no son esenciales para la salvación.  Lo más inquietante de todo esto, es que la biblia menciona claramente que la razón por cual la mayoría de la gente va a ser engañada durante la Gran Tribulación es porque no quisieron aceptar la verdad anteriormente. (2 Tesalonicenses 2:8-12)

Hay varios argumentos y versículos fuera de contexto que se presentan para sostener el mito del rapto secreto.  Seguro que escucharás algunos de ellos mientras tratas de compartir la verdad con los demás.  Pero, ya que los proponentes del mito no tienen ningún versículo que claramente apoya su posición, siempre tendrán que recurrir a las mismas tácticas para negar la verdad.  Nos enfocaremos en algunas de las tácticas principales aquí.

Táctica 1. No Estamos Bajo la Ira de Dios.

Los proponentes del mito del rapto secreto a menudo tratan de argüir que Dios nunca pondría a sus hijos bajo su ira, y como por resultado no dejaría que los cristianos pasaran por la Gran Tribulación.  El argumento implica que Dios no castiga a sus hijos, ni deja que pasen por situaciones en cuales su fe es probada, ni que Dios permite que los cristianos sufran.  Pero este argumento sentimental distorsiona la verdad de la Biblia y de la historia del cristianismo.

Por empezar, hay una diferencia entre la ira y la tribulación.  Es verdad que los hijos de Dios no están bajo la ira de Dios.  De hecho, Apocalipsis menciona que una vez Jesús haya vuelto, Dios castigará al mundo con su ira.  (Apocalipsis 15:1; Apocalipsis 16 ).  Pero, recuerda, esto sucede DESPUÉS de la Gran Tribulación.  La tribulación es simplemente un período de prueba y no necesariamente implica un castigo de Dios.

Hay varios pasajes en la biblia que claramente hablan de tribulación como parte de la vida cristiana (ej. Romanos 5:3; 2 Corintios 1:4).  Aun la historia del cristianismo está llena de historias de cristianos siendo echados a los leones, de persecuciones y martirio.  No sólo ha ocurrido eso con nuestros hermanos y hermanas en la fe durante los siglos, sino que aun hoy en día, muchos cristianos sufren por causa del evangelio.  ¿Diremos a estas personas que Dios no los quiere y por eso tienen que sufrir? 

El mito del rapto secreto es tan popular porque concuerda con la filosofía materialista del cristianismo norteamericano de la clase media.  Ya están acostumbrados a escuchar que lo que Dios más quiere darles es salud y riqueza material.  Así que algo que enseña que tales personas nunca van a tener que pasar por la Gran Tribulación, porque van a desaparecer mágicamente sin dolor alguno, sería visto como la guinda que corona la torta.

Sin embargo, Jesús nos invita a tomar nuestra propia cruz y seguir sus pasos (Lucas 9:23-24).  Además, el libro de Apocalipsis menciona que los cristianos que se queden firmes en la fe durante la Gran Tribulación tienen un gran premio por su victoria (Apocalipsis 7:9-17)  Nos guste o no, la tribulación es parte del plan de Dios.

Táctica 2. Versículos Mal Interpretados.

Hay varios versículos malinterpretados que se presentan para apoyar el mito del rapto secreto.  Las preguntas que presentamos al principio de nuestro artículo La Iglesia Pasará por la Gran Tribulación, con respecto a cómo leer las profecías, ayudarán bastante en descubrir el razonamiento equivocado de los proponentes del mito.

  • Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre. Entonces estarán dos en el campo; el uno será tomado, y el otro será dejado. Dos mujeres estarán moliendo en un molino; la una será tomada, y la otra será dejada. Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor. Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa. Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis.  (Mateo 24:37-44). 


Éste es uno de los pasajes más citados para apoyar el mito del rapto secreto.  Hemos subrayado alguna de las partes claves.  Los proponentes del rapto secreto se enfocan en "el uno será tomado y el otro será dejado", "no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor" y "porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis".  Ellos lo interpretan en decir que habrá un rapto en cual una persona desaparecerá de repente mientras la otra se queda, y que ya que no sabemos a que hora va a venir Jesús, significa que tiene que venir antes de la Gran Tribulación porque si viene después tendremos una idea de cuándo volvería. 

Por empezar, tenemos que notar que el pasaje por sí mismo NO dice CUANDO va a ocurrir.  Este pasaje, entonces, no se puede usar para decir que Jesús va a venir antes de la Tribulación.  Sin embargo, como vimos en nuestro artículo La Iglesia Pasará por la Gran Tribulación, en el mismo capítulo encontramos que Jesús claramente dice que "la venida del hijo del Hombre" ocurrirá DESPUÉS DE LA TRIBULACIÓN (Mateo 24:29).  En ese artículo, también publicamos todos los puntos claves de varios versículos bíblicos todos comprobando el hecho.  Como por resultado, no podemos ahora interpretar este pasaje en una manera que contradiga la información adquirida por los demás.

El único punto que queda es el de que Jesús vendrá a la hora que no pensamos.  Esto puede significar varias cosas:

  1. Es condicional  (es decir, si NO estamos preparados... el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis.) 


Esto está apoyado por Lucas 21:34-35 que dice, "Mirad también por vosotros mismos, que vuestros corazones no se carguen de glotonería y embriaguez y de los afanes de esta vida, y venga de repente sobre vosotros aquel día. Porque como un lazo vendrá sobre todos los que habitan sobre la faz de toda la tierra." 

También está apoyado por el pasaje entero de Mateo 24, Marcos 13 y Lucas 21, porque el propósito de los discursos es en comunicar las SEÑALES de su venida.  ¿Para qué darnos señales de su venida si no quiere que prestemos atención y tengamos una idea de cuándo va a venir?  De hecho, Jesús dice: Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca. (Lucas 21:28)

En 1 Tesalonicenses 5:1-5, Pablo dice: Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones, no tenéis necesidad, hermanos, de que yo os escriba. Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche; que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán. Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón. Porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas.

Es claro entonces que para ALGUNOS Jesús vendrá como ladrón en la noche, pero para aquellos de nosotros que no estamos en tinieblas, aquel día NO nos sorprenderá como ladrón. 

Esto nos da a entender que Jesús quiere que nos preparemos, que velemos, que no nos distraigamos, y que sepamos por adelantado que una de nuestras generaciones va a tener que pasar por la Gran Tribulación.

  1. Que no se supo o sabe ahora, pero que no significa que nunca se sabrá.


Este es un punto importante.  Jesús dijo que ni siquiera él mismo sabía el día y la hora de su venida. (Marcos 13:32).  Pero esto no significa que Jesús nunca sabrá el día de su venida!  Eso es ilógico.  Lo que significa es que en ese momento él no lo sabía y aun en este momento nosotros todavía no lo sabemos.  Pero el punto de explicarnos las señales de su venida es para que SEPAMOS y nos PREPAREMOS para su venida.  Es por eso que Jesús nos manda explícitamente a velar, es decir, a quedarnos despiertos y prestar atención a las señales.

Entonces, el pasaje de Mateo 24:37-44 no soporta el mito del rapto secreto.  Hemos interpretado el pasaje dentro del contexto en cual fue encontrado y visto que el mismo capítulo nos dice que la venida de Jesús sucede después de la tribulación.  También pudimos explicar la parte de "vendrá a la hora que no lo esperas" de una forma congruente con lo que enseñan las otras escrituras sobre el tema.

Cuando alguien te cite un versículo para apoyar el rapto secreto, leelo atentamente, prestando atención a lo que dice y a lo que no dice.  Notarás que NINGUNO de los versículos que te ofrecen dice que el rapto sucederá antes de la Gran Tribulación.  Siempre te tendrán que dar largas interpretaciones para explicarte cómo el versículo se refiere al rapto secreto.  No te dejes engañar.

Táctica 3. Versículos Fuera de Contexto.

Muchos de los versículos que se presentan para apoyar el mito del rapto secreto son citados fuera de contexto.  Muchas veces, con el simple acto de leer antes y después de los versículos citados podemos darnos cuenta del engaño.  Aquí presentamos algunos ejemplos populares:

  • Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra. (Apocalipsis 3:10)


Este versículo parece ser una promesa de que Dios nos va a guardar de la Gran Tribulación.  El versículo se toma como prueba de que el rapto va a suceder antes. 

Nota que ser "guardado" de la Gran Tribulación no tiene que significar un rapto.  Puede significar algún otro tipo de protección (física y/o espiritual) durante la Gran Tribulación.  Pero más allá de el significado de "guardar" está el contexto en cual se encuentra el versículo.

Primeramente, el versículo está dirigido a la Iglesia de Filadelfia, una de las siete iglesias a cuales Jesús se dirige en Apocalipsis. (lee Apocalipsis 2 y Apocalipsis 3).  No es honesto usar este versículo para aplicarlo para todos los cristianos sobre la tierra, tal como quieren hacerlo los que tratan de promover el rapto secreto.  De hecho, Jesús le promete tribulación a otra de las iglesias (Apocalipsis 2:10).  ¡¿Porqué nunca citan ESE versículo?!

También si nos fijamos en las cualidades de la Iglesia de Filadelfia, no se parece mucho a la iglesia de hoy en día, la cual supuestamente sería arrebatada.  Una imagen más apta para la iglesia occidental de hoy en día sería la Iglesia de Laodicea, la cual está tibia por haberse empapado en el materialismo (Apocalipsis 3:15-18)

Habiendo dicho eso, no nos olvidemos de todos los puntos claves que descubrimos en el artículo "La Iglesia Pasará por la Gran Tribulación".  Esos puntos son parte del contexto en cual todos los demás versículos tienen que caber.  Sino terminamos con contradicciones.  Siempre fijate cómo cabe cada versículo en su contexto inmediato y en el contexto general, para no ser engañado con textos de prueba aislados.

Táctica 4. Confundir los Temas.

Muchas veces cuando se presenta la verdad sobre el tema (ej. mostrando los puntos claves que prueban que el rapto ocurrirá después de la Gran Tribulación), los proponentes del rapto secreto tratan de confundir los temas para evitar las implicaciones.  Aquí hay algunos ejemplos de sus intentos en confundir los temas:

  • Tratan de confundir la ira de Dios con la tribulación.  Te tratan de mostrar muchos versículos que hablan del castigo de Dios sobre la tierra y tratan de relacionarlo con la Gran Tribulación.  Pero es todo un intento en confundir los temas para apoyar su posición.
  • Tratan de separar el rapto de la venida de Jesús.  Dicen que a veces cuando la biblia menciona la venida de Jesús se está refiriendo al rapto secreto, pero otras veces se está refiriendo a cuando todos verán a Jesús volver.  Por supuesto ellos eligen cuales versículos se refieren al evento que les corresponde.
  • Tratan de decir que los cristianos que se mencionan durante la Gran Tribulación son personas que se convierten después del rapto.  Además de no ser bíblico, este argumento no tiene sentido, porque ellos también enseñan que el Espíritu Santo se va de la tierra el momento del rapto.  Pero si no hay Espíritu Santo, tampoco puede haber arrepentimiento y conversión, y como por resultado cristianos.
  • Tratan de decir que la trompeta final no es la del Apocalipsis.  Ya que la biblia claramente enseña que el rapto ocurrirá al sonar de la trompeta final, y ya que eso implica que va a ser después de la Gran Tribulación, los proponentes del mito del rapto secreto a menudo sugieren que "la trompeta final" puede referirse a cualquier trompeta.  Puede ser, ellos dicen, la trompeta final antes del rapto, pero no necesariamente la trompeta final de las siete trompetas del Apocalipsis.  Toda esta confusión es para evitar la verdad, la cual los obligaría a cambiar de posición.


Así que cuando alguien empieza a tratar de confundir los temas, no te dejes confundir.  La verdad es clara.  Si hubiera un rapto secreto habría muchos versículos claros en la biblia diciéndonos que es así.  No hay ninguna razón por cual Dios lo dejaría un misterio.  No tenemos que interpretar demasiado los versículos para entender el plan de Dios para nosotros, especialmente cuando ya ha dado versículos claros que SÍ nos dicen que el rapto no va a ocurrir antes de la Gran Tribulación.

CONCLUSIÓN

Hay muchas maneras que se usan para discutir en contra de lo que enseña la biblia con respecto a que la Iglesia pasará por la Gran Tribulación.  Hemos presentado algunas en este artículo.  En general, la gente es engañada porque está buscando alguien que le diga lo que quiera oír.  Si aceptas la verdad aun cuando lo que diga no te convenga y eres fiel a lo que Jesús enseña, nadie te podrá engañar.


ARGUMENTOS DEL MITO DEL RAPTO SECRETO

Aunque la Biblia muy claramente enseña que el rapto ocurrirá después de la Gran Tribulación, la mayoría de las iglesias todavía sostienen la posición opuesta.  Hay varias razones por esto.

En primer lugar, la idea de tener que pasar por la Gran Tribulación (una época de desastres naturales y engaños espirituales) no parece ser algo positivo.  Como por resultado no es popular.  La mayoría de la gente está buscando la comodidad.  No quieren un cristianismo que implica tener que aguantar el sufrimiento. Lo que buscan es alguien que les diga que Dios los quiere prosperar, sanar y dar todas las comodidades que les antoja (2 Timoteo 4:1-4).  Si uno empieza a predicar verdades incómodas, es probable que mucha gente se mude de tal iglesia, llevando sus diezmos y ofrendas consigo. 

También es cuestión de orgullo.  Habiendo tragado la mentira y habiéndola predicado por tanto tiempo, tener que admitir que uno estaba equivocado es humillante e invita preguntas en cuanto a qué otras cosas quizás no se están enseñando bien.  Por esta razón muchos defenderán la mentira aun sabiendo que es una mentira, consolándose quizás con pensar que tales detalles en cuanto a la venida de Jesús no son esenciales para la salvación.  Lo más inquietante de todo esto, es que la biblia menciona claramente que la razón por cual la mayoría de la gente va a ser engañada durante la Gran Tribulación es porque no quisieron aceptar la verdad anteriormente. (2 Tesalonicenses 2:8-12)

Hay varios argumentos y versículos fuera de contexto que se presentan para sostener el mito del rapto secreto.  Seguro que escucharás algunos mientras tratas de compartir la verdad con los demás.  Pero, ya que los proponentes del mito no tienen ningún versículo que claramente apoya su posición, siempre tendrán que recurrir a las mismas tácticas para negar la verdad.  Nos enfocaremos en algunos de las tácticas principales aquí.

Táctica 1. No Estamos Bajo la Ira de Dios.

Los proponentes del mito del rapto secreto a menudo tratan de argüir que Dios nunca pondría a sus hijos bajo su ira, y como por resultado no dejaría que los cristianos pasaran por la Gran Tribulación.  El argumento implica que Dios no castiga a sus hijos, ni deja que pasen por situaciones en cuales su fe es probada, ni que Dios permite que los cristianos sufran.  Pero este argumento sentimental distorciona la verdad de la Biblia.

Por empezar, hay una diferencia entre ira y tribulación.  Es verdad que los hijos de Dios no están bajo la ira de Dios.  De hecho, Apocalipsis menciona que una vez Jesús haya vuelto, Dios castigará al mundo con su ira.  (Apocalipsis 15:1; Apocalipsis 16).  Pero, recuerda, esto sucede DESPUÉS de la Gran Tribulación. 

Hay varios pasajes en la biblia que claramente hablan de tribulación como parte de la vida cristiana (ej. Romanos 5:3; 2 Corintios 1:4).  Aun la historia del cristianismo está lleno de historias de cristianos siendo echados a los leones, de persecuciones y martirio.  No sólo ha ocurrido eso con nuestros hermanos y hermanas en la fe durante los siglos, sino que aun hoy en día, muchos cristianos sufren por causa del evangelio.  ¿Diremos a estas personas que Dios no los quiere y por eso tienen que sufrir? 

El mito del rapto secreto es tan popular porque concuerda con la filosofía materialista del cristianismo norteamericano de la clase media.  Ya están acostumbrados a escuchar que lo que Dios más quiere darles es salud y riqueza material.  Así que algo que enseña que tales personas nunca van a tener que pasar por la Gran Tribulación, porque van a desaparecer mágicamente sin dolor alguno, sería la guinda que corona la torta.

Sin embargo, Jesús nos invita a tomar nuestra propia cruz y seguir sus pasos (Lucas 9:23-24).  Y el libro de Apocalipsis menciona que los cristianos que se quedan firmes en la fe durante la Gran Tribulación tienen un gran premio por su victoria (Apocalipsis 7:9-17)

Táctica 2. Versículos Fuera de Contexto.

Hay varios versículos fuera de contexto que se presentan para apoyar el mito del rapto secreto.  Nos enfocaremos en algunos de los principales acá.  Las preguntas que presentamos al principio de este artículo, con respecto a cómo leer las profesías, ayudarán bastante en descubrir el razonamiento equivocado de los proponentes del mito.

Escribir un comentario




Completa el rompecabezas abajo y apreta "enviar":