Buscar consejo es un tema enorme y con el cual mucha gente tiene dificultad. Pero, es de mayor importancia que aprendamos a aconsejar apropiadamente con otros cristianos si es que vamos a crecer espiritualmente.

Hay un dicho en el ámbito inmobiliario que dice que los tres factores más importantes con respecto a comprar una casa son localización, localización, localización. Bueno, se podría decir que las tres reglas más importantes con respecto a tomar decisiones sabias son aconsejar, aconsejar, aconsejar.

Es asombroso (y a menudo indignante) cuántos de nuestros miembros no han podido asimilar el concepto del consejo piadoso como inclusive UNO de los factores principales para llegar a la verdad.

Las organizaciones se convierten en "sectas" (donde los líderes piensan por los seguidores) mayormente porque los seguidores son inclinados a dejar (y aun pedir) que los líderes hagan todo el trabajo de pensar por ellos. A menudo se escucha a personas en nuestra comunidad preguntar qué es "permitido" hacer (como si realmente estuvieran viviendo en una especie de prisión), y en el momento que se enteran que son permitidos a tomar su propia decisión, actúan casi completamente en base a criterios superficiales e inmaduros... como un tipo de rata encarcelada finalmente liberada para hacer lo que le guste, pero sin un sentido de dirección en cuanto adónde está yendo.

Algo que mayormente hemos notado es que las personas tienden a saltar entre uno y otro extremo a cada lado de lo que el verdadero consejo trata, así que pierden el punto, y se pierde de los dos lados. Mientras escuchan a otras personas, fallan en pensar los asuntos por sí mismos, y entonces sí, se convierten en zombis sin cerebro. Y cuando se les suelta, expresan su ausencia mental otra vez por hacer lo que es más fácil. No se puede evitar pensar que se hace a propósito, aunque es muy fácil esconder la verdad de nosotros mismos. 

Hay una cita muy conocida (de Cyrus Curtis) que dice: "Hay dos tipos de hombres que nunca llegan a mucho: Aquellos que no pueden hacer lo que se les dice, y aquellos que solo pueden hacer lo que se les dice." O podría ser expresado como una persona que va de ser un robot a ser un sabelotodo. Eso es tan común.

Un extremo dice "Déjame en paz: Sé lo que estoy haciendo. Lo he hecho antes y no necesito tu ayuda". El otro extremo dice "Si te tienes que meter, entonces dime qué hacer o decir y lo hago" (pero, por supuesto, lo que realmente quieren decir es que lo harán con amargura, y de esa forma se pierden la oportunidad de aprender cualquier cosa del consejo). Ambos extremos frustran el consejo verdadero.

Otro set de extremos (que no es tan diferente al primer ejemplo) es el extremo santo-diablo. Si una persona no logra presentarse como que es perfecta, y por ende que no tendría que estar sujeto a la crítica, entonces se revierte a la auto-compasión, describiéndose como diablo: "Soy terrible. No puedo hacer nada bien. Soy un mentiroso. Soy un demonio. etc." Por supuesto que esto tampoco logra algo, porque las exageraciones tienen la intención, como en el primer ejemplo, de desviar la atención de la verdadera falla. Estas personas no piensan sinceramente que son alguna de esas cosas; pero les da una buena razón para sentir autocompasión por ser supuestamente etiquetados como tales.

La ironía de todo esto es que hay verdad en lo que dicen de la cual NO se benefician, simplemente porque la exageración es con la intención de frustrar a cualquiera que les esté tratando de ayudar de alguna manera. Mentirán, y se dejarán ser manipulados por el diablo si rehúsan aconsejar verdaderamente.

Realmente creemos que es tiempo que algunos de nuestros miembros maduren y comiencen a actuar como adultos, pensando detenidamente las cosas, y ACONSEJANDO sobre lo que van a hacer. Y ¿qué significa "aconsejar verdaderamente"? Bueno, significa compartir nuestro entendimiento de una situación, con un corazón y mente humildes y abiertos a la posibilidad de que nuestro entendimiento puede estar equivocado, o que por lo menos, no sea la única perspectiva válida sobre lo que está sucediendo. Cuando dos o más personas hacen esto, compartiendo sus varias perspectivas, y escuchando a otras perspectivas con un corazón dispuesto a cambiar (y la palabra "cambiar" es clave en todo esto), entonces se logra progreso genuino en todas las áreas. Se desarrolla unidad. El equipo logra progreso genuino en cualquier cosa que esté intentando hacer. Y los espíritus de las personas son fortalecidos.

Incluso cuando estás totalmente solo, necesitas aconsejar. Lo que haces es IMAGINAR lo que dirían otras personas. Te cuestionas a ti mismo y a tu disposición a escuchar algo aparte del primer impulso que se te cruza por la mente. Evalúas los pros y los contras, más o menos discutiendo contigo mismo, y tomas una decisión en base a ciertos principios rectores importantes, y no en base a lo que es más fácil y divertido de hacer.

Esto no significa que no podemos tomar decisiones inteligentes para hacer cosas divertidas, para descansar, para darse un gusto, entretenerse etc. Pero necesitamos tomar esas decisiones en base al CONSEJO. Así como aconsejas cuando estás totalmente solo por medio de estar abierto a otras opciones que no sea solamente lo más fácil, también puedes estar cerrado al consejo cuando compartes con otra persona. En otras palabras, si buscas "consejo" de alguien de quien ya sabes que comparte tus mismas inclinaciones sobre el tema que está siendo hablado, entonces puede ser que los dos son como zombis sin cerebros con respecto al panorama general.

Lo que es maravilloso sobre el verdadero consejo es que no siempre nos lleva a tomar decisiones "difíciles". Viene de nuestra confianza en un Dios amoroso, de que Su verdad amorosa no pondrá una carga pesada sobre nosotros que no podemos llevar. Pero, nunca vamos a encontrar Su gracia si no estamos abiertos a Su disciplina.

Esperamos que estos comentarios sean de ayuda con respecto a trabajar juntos como equipo, superando obstáculos en la comunicación, y sencillamente continuando con el trabajo por delante.


Otros Artículos de Interés


Escribir un comentario




Completa el rompecabezas abajo y apreta "enviar":