Yo me postré a sus pies para adorarle. Y él me dijo: Mira, no lo hagas; yo soy consiervo tuyo, y de tus hermanos que retienen el testimonio de Jesús. Adora a Dios; porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía.
Apocalipsis 19:10



Hemos oído varios sermones sobre el pasaje bíblico citado, y a todos parecían faltarle algo. Lo que los predicadores parecían hacer era usar a Jesús para apoyar su interés en la profecía bíblica. Tomarían la frase <<El testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía>>, y lo usaban para esencialmente decir, <<Si quieres que Jesús esté contento, estudia la profecías>>. Y sus estudios sobre la profecía parecían llevar a ningún lado en particular. A menudo se presentaban muchas fechas y eventos aislados, pero ningún mensaje consistente o predominante.

Pero, por supuesto, ese no es el propósito de las profecías, ni tampoco lo que dice el pasaje. Si lo invertimos un poco, el mensaje se vuelve más claro <<El espíritu de la profecía es el testimonio de Jesús>>. Dicho de otra manera, el propósito verdadero para todas las profecías es llevar a la gente a un entendimiento y apreciación más grande de Jesús.

Este versículo, llegando casi al final del Apocalipsis es apoyado por el primer versículo del libro, que dice que es una <<revelación de Jesucristo>>. (Apocalipsis 1:1) No es una revelación de cuando el mundo se va a acabar; ni una revelación de cuál iglesia es la correcta; ni una revelación de qué va a aparecer en el periódico de mañana, aunque puede tener pedacitos de todas esas cosas. Pero, primordialmente es una revelación de Jesucristo, o como dice el versículo anterior: una revelación del testimonio de Jesús.

Ahora compara esto con el testimonio más poderoso que las iglesias evangélicas de Estados Unidos han producido con respecto a las profecías bíblicas: la serie del libro llamado "Dejados Atrás" que supuestamente se basa en las profecías bíblicas, y de cuales se han vendido millones de copias en todo el mundo, además de haber sido adaptado en varias películas (la última de cual estrenó en 2014 con Nicolas Cage interpretando el personaje principal).

La serie de libros de Dejados Atrás ocupan página tras página con aventuras de alta tecnología y romances, pero con poca información importante sobre las profecías bíblicas o sobre el testimonio de Jesús. Aun así, se tienes suficiente poder adquisitivo como para comprar todo los libros (que son bastantes caros) y si pudieras compactar toda la enseñanza verdaderamente bíblica que contienen, tal vez resultaría en un volumen finito con muy poca información que incluiría por lo menos veinte sermones idénticos informándote que Jesús murió por tus pecados. Pero ¿es esto el <<testimonio de Jesús>>? Hasta un punto, sí el hecho de que Jesús murió por lo pecados del mundo es parte de su testimonio. Pero ¿qué del resto de su testimonio? ¿Qué de lo que dijo? No vas a encontrar nada de eso en esa serie popular de libros supuestamente apocalípticos.

La Biblia nos alienta a desear <<la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis>>. (1 Pedro 2:2) Pero ¿cuántas personas quieren buscar lo suficiente profundo para encontrar la verdad detrás de las escrituras? Es más fácil conformarse con la misma superficialidad semana tras semana, año tras año, tal vez con unas cuantas banalidades (como sucede con la serie de libros), en vez de enfrentar el verdadero espíritu de lo que dice la Biblia. Enfatizamos que la verdad tampoco es una revelación esotérica y abstracta. Está ahí en pleno blanco y negro, cuando estamos dispuestos a simplemente abrir nuestros ojos para verla.

¿Cuál es el testimonio de Jesús? y ¿cómo se relaciona con las profecías bíblicas?

Pocas personas discutirían con el hecho de que el testimonio de Jesús era uno de amor. Dijo que el mandamiento más grande era amar a Dios con todo nuestro corazón, y amar a nuestro prójimo como a uno mismo. Instruyó a sus seguidores a dar la otra mejilla y a amar a sus enemigos. Luego practicó lo que predicaba, sufriendo una cruel ejecución a las manos de sus enemigos sin una vez responder con violencia.

¿Cómo sale ese testimonio de las profecías bíblicas? Hay cantidades de imperios hechos por hombres en este mundo, todos los cuales viven por la espada. Uno por uno son vencidos por otras potencias militares más grandes y fuertes, pero cada uno termina siendo peor que el anterior. Sin embargo el Apocalipsis enseña que el <<Cordero inmolado>> conquistará a todos por medio de este camino radicalmente diferente. Este camino se representa por una cruz, y no por una espada (o arma). Su reino es un reino de amor, un reino sin las armas carnales del mundo. No se requiere de un estudiante de teología para ver que esta lección poderosa se difunde desde el principio hasta el fin, tanto en el Apocalipsis como en los Evangelios.

Pero ¿dónde se encuentra esto en la serie de libros <<Dejados Atrás>>? y ¿dónde está en las predicaciones de otros que dicen ser expertos en las profecías bíblicas? <<Expertos>> pueden ser en los ojos del mundo, o por lo menos en los ojos de sus denominaciones particulares, pero son necios en cuanto a discernir el verdadero espíritu de las profecías: el testimonio de Jesús.

El Apocalipsis también trata con la <<Marca de la Bestia>>, sin la cual la gente no podrá comprar o vender. Esto es claramente congruente con la idea de que el amor al dinero es la raíz de todos los males, y que Dios busca a gente que quiera hacer Su voluntad en vez de ir en busca de las riquezas materiales. Ese mensaje aparece continuamente en los evangelios. Pero, eso, también, no se está predicando en las iglesias de hoy en día.

Vivimos en un mundo que esta casi universalmente preocupado por el poder y la riqueza, a la vez que una gran parte de ese mundo dice estar siguiendo al que enseñó que su reino se edificará sobre humildad y pobreza. (Lucas 6:20; Santiago 2:5)

Los que buscan las cosas pertinentes a los reinos de este mundo terminan justificando tales cosas como la guerra. Su fe en el dinero los llevará incluso a matar y a saquear. Los que ponen su fe en Jesús y en el reino que él vino a construir, buscan mostrar amor a todos y a vivir en armonía con la voluntad de Dios.

Este es el testimonio de la profecía. Este es el testimonio de Jesús. Sin eso, todas tus palabrerías y actividades religiosas no valen nada.



Otros Artículos de Interés


Escribir un comentario




Completa el rompecabezas abajo y apreta "enviar":