No deban a nadie nada, sino el amarse los unos a otros.
(Romanos 13:8)

Pasajes como el de Santiago 4:13-16 dicen que es pecaminoso suponer de parte de Dios con respecto al futuro. Lo único de lo cual podemos estar seguros es del presente. Si Dios quiere, puede ser que estemos vivos mañana. Pero si nos comprometemos al futuro (lo cual es exactamente lo que significa estar en deuda) le estamos robando a Dios.

Un buen argumento en contra de estar en deuda es que no funciona. Si la meta deseada es la felicidad, no lo va a lograr cualquier cosa que pueda comprar el dinero... especialmente si tratas de comprarlo con el dinero de otra persona.

La pobreza te puede intimidar. Si dejas que te domine, controlará toda tu vida. Pero si puedes hacerle frente, nunca tendrás que temerle de nuevo.  Si no tienes el dinero para algo, ni pienses en comprarlo. Y si todavía estás endeudado, la realidad es que ¡no tienes dinero para nada!

La Biblia dice que deberíamos estar contentos con solamente comida y ropa y que todos los que quieren enriquecerse terminan cayendo en trampas que los hunden espiritualmente y los llevan a la perdición. (1 Timoteo 6:7-10

¡Así que dejemos de ser esclavos del materialismo! Jesús promete que Dios va a proveer lo que necesitamos para comer, beber y vestirnos suficiente para hoy si ponemos como primera prioridad el reino de Dios y su justicia. (Mateo 6:24-34)

Jesús dice que si tu mano te hace pecar, es mejor cortártela y entrar al cielo manco que ir al infierno con las dos manos intactas. (Mateo 18:8-9)  Sólo podrás vivir una vida sin deudas si tomas en serio la necesidad de hacerlo.  Si estás preparado a tomar decisiones drásticas, entonces (y sólo entonces) podrás tener resultados drásticos.

Aquí te ofrecemos dos pasos prácticos que puedes hacer para ayudarte a salir de las deudas:

1. CORTAR TODO LO QUE ENDEUDA


Si es tu tarjeta de crédito que te ha puesto en un lío, entonces destrúyela. Si tu auto, casa, teléfono, negocio, o cualquier otro emprendimiento están operando como pérdida, véndelo o desconéctalo. No caigas en la trampa del juego: esperando recuperar tus pérdidas por medio de duplicar la apuesta. Mientras más rápido puedas cortar todas las cosas que te generan deudas, más rápido podrás ser libre.  Recuerda, ¡es mejor entrar en la libertad sin un celular, DirectTV., o un auto, que tener todas esas cosas y permanecer como un esclavo al sistema de deudas!

2. VENDER TODO EL EXCESO


Vende todo (y realmente queremos decir TODO) lo que no estés usando. No llores por lo poco que te pagan lo compradores comparado a lo que pagaste originalmente. Cualquier cosa que te den ayudará a romper las cadenas de la deuda, y eso es lo que más importa.  Cuanto más vendes de tus lujos y cuantas más deudas pagas, más libertad vas a sentir al darte cuenta de todas las cosas que no necesitas en realidad.  Quizás también descubras que al tener menos cosas, tienes ahora mucho más tiempo para enfocarte en temas de mayor importancia.

Algunas personas preferirían cortar su mano que vestirse de ropa de segunda mano, o vivir en una casa menos cómoda. Pero es sólo porque se han olvidado de cuán divertido puede ser  ir de <<camping>>. Todos lo hicimos en nuestra infancia, y muchos lo hacemos aun ahora durante nuestras vacaciones. Así que ¡¿por qué no regresar al contentamiento sin preocupaciones de la infancia vendiendo tus cosas ahora?!

El sistema nos engaña en querer cada vez más.  Pero muchos hemos descubierto la riqueza espiritual y la emoción que se genera al aprender a vivir con menos.  Rico no es el que más tiene, sino el que menos necesita.

Aquí te dejamos con algunas buenas citas relacionadas a las deudas.

Nunca gastes dinero antes de tenerlo
Thomas Jefferson

El secreto de la alegría es conocer cómo disfrutar lo que tienes, y ser capaz de perder todo el deseo por cosas más allá de tu alcance
Lin  Yutang

La deuda es la esclavitud de los libres
Publio Siro

Es mejor acostarse sin cenar, que levantarse con deudas
Benjamin Franklin

Otros Artículos de Interés

Escribir un comentario




Completa el rompecabezas abajo y apreta "enviar":